Europa

La Provenza, ruta por el corazón del Mediodía francés

Francia | La Provenza, julio 2015

En este cuaderno de viaje vamos a contar nuestra ruta por la Provenza, un recorrido para descubrir la esencia de esta espectacular región mediterránea del sur de Francia. Caminamos entre ruinas romanas, pueblos medievales, abadías y castillos, disfrutamos de excelente gastronomía, grandes vinos y, sobre todo, espectaculares paisajes naturales bañados por esa luz tan especial que ha inspirado a tantos artistas. Desde el valle del Ródano y el Pays d’Arles con sus viñedos y campos de olivos, atravesamos de los montes y valles del Luberon con sus campos de lavanda, hasta alcanzar playas espectaculares de agua turquesa en el mar Mediterráneo.

A continuación dejamos el esquema de nuestra ruta y el diario de viaje con el detalle de cada una de las etapas:

Por el curso del Ródano, en la Provenza

  • Día 1
    – Llegada a Marsella
    – Traslado en coche hasta Eyragues
    – Saint-Rémy-de-Provence
  • Día 2
    – Orange
    – Châteauneuf-du-Pape
    – Pont du Gard
    – Uzés
    – Les-Baux-de-Provence
    – Saint-Rémy-de-Provence
  • Día 3
    – Arlés
    – Tarascón
    – Glanum (Saint-Rémy-de-Provence)
    – Avignon
    – Traslado en coche hasta Oppède

Ruta por el Luberon, en la Provenza

  • Día 4
    – Menérbes
    – Lacoste
    – Cadenet
    – Lourmarin
    – Château La Canorgue
    – Bonnieux
    – Abbaye de Sénanque
  • Día 5 – Ruta Lavanda
    – Murs
    – Aurel
    – Ferrassières
    – Forcalquier
    – Apt
    – Roussillon
  • Día 6
    – Oppède
    – Gordes
    – Aix-en-Provence
    – Traslado en coche hasta en Toulon

Islas de la Provenza: Porquerolles

  • Día 7
    – Isla Porquerolles: Alquiler de bicicleta de montaña, pueblo Porquerolles, playa de Notre Dame, playa de Langoustier, playa Noire, etc.
  • Día 8
    – Marsella
    – Regreso

Por el curso del Ródano

Iniciamos nuestra ruta en la parte más occidental de la región, en el valle del Ródano. Nuestro objetivo es recorrer las principales localizaciones de pasado romano como Orange o Arles, conocer la cercana comarca de Uzès (El Uzege), visitar la ciudad de Avignon, disfrutar del encanto de Saint-Rémy-de-Provence y Les Baux-de-Provence y, por supuesto, perdernos entre los extensos viñedos del valle y disfrutar de su gastronomía.

En el siguiente artículo incluímos nuestro itinerario y diario de viaje detallado: Por el curso del Ródano, en la Provenza.

Provenza - Orange

Ruta por el Luberon

Desde el valle del Ródano continuamos nuestra ruta hacia el este. Recorrer el Luberon se convierte en el elemento imprescindible de cualquier viaje a la Provenza. En esta tierra agrícola se encuentran los pueblos y rincones con más encanto de toda la región, tranquilidad, naturaleza y las estampas más típicas, incluyendo los famosos campos de lavanda.

En el siguiente artículo incluímos nuestro itinerario y diario de viaje detallado: Ruta por el Luberon, en la Provenza.

Provenza - Lavanda

Aix-en-Provence

Dejamos el Luberon y nos dirigimos al sur. A medio camino entre la campiña y el mar Mediterráneo nos encontramos con la capital de la antigua región de la Provenza: Aix-en-Provence. Nada más llegar notas el contraste con los pequeños pueblos del Luberon. Se trata de una gran ciudad.

Como muchas otras localizaciones de la Provenza, la ciudad es de origen romano (fundada en el 122 a.C.), es cuna de grandes artistas como el pintor postimpresionista Cézanne y tiene un patrimonio histórico-artístico muy interesante. Es esencial un paseo por el barrio de Saint-Saveur para descubrir los monumentos principales: la catedral de Saint-Saveur (siglos V – XVIII), el arzobispado, la Torre del Reloj, La Cité Comtale,…

Pero si algo destaca en Aix-en-Provence es su ambiente, muy animado. La gente llena las calles y las terrazas de la gran oferta de restaurantes, bares y cafeterías que inunda la ciudad.

Provenza - Aix-en-Provence

Isla de Porquerolles

Para acabar la ruta, nada mejor que descansar en una buena playa del Mediterráneo. La región de la Provenza incluye un litoral espectacular con zonas como el Parque nacional de Calanques entre Marsella y Cassis o, por supuesto, la Côte d’Azur (Costa Azul o Riviera Francesa). Existe también un conjunto de islas, menos conocidas, pero muy interesantes, como las pertenecientes a los archipiélagos de Frioul y Hyerès.

Buscando playas tranquilas, diferentes, dónde predomine un entorno natural menos explotado, encontramos la isla de Porquerolles en el archipiélago de las Îles d’Hyères.

En el siguiente artículo incluímos nuestro itinerario y diario de viaje detallado: Islas de la Provenza: Porquerolles.

Provenza - Porquerolles (2)

Consejos e información práctica

Para realizar este viaje al completo es recomendable dedicar al menos 8 días. Uno de los principales placeres de la Provenza es disfrutarla sin prisa, más allá de recorrer todos y cada uno de los pueblos y puntos de interés que ofrece. Es imprescindible disponer de vehículo propio para poder explorar la zona cómodamente y llegar a todos sus rincones.

En verano, las zonas de costa y los grandes centros turísticos como Avignon o Arles están muy concurridos, no obstante, en el Luberon es posible encontrar tranquilidad y ambiente relajado en muchos de sus pueblos. Como ya hemos comentado, las islas pueden ser una buena alternativa para disfrutar de playas menos saturadas.

Visitar un pueblo en día de mercado puede suponer una ventaja o un inconveniente. En los pueblos menos turísticos puede suponer un valor añadido a la visita, pues la cantidad de gente será razonable para disfrutar del ambiente, sin embargo, en los pueblos muy turísticos puede arruinar tu visita: calles saturadas de gente, imposible aparcar, etc.

La temporada de floración de la lavanda varía desde mediados de Junio a mediados de Agosto pero dependiendo del año y las condiciones climatológicas puede variar. Por ejemplo, si el verano es caluroso puede adelantarse la cosecha. La cosecha también depende de cada zona, por tanto, es bueno informarse antes de ir para no llevarnos sorpresas.

Europa

Islas de la Provenza: Porquerolles

¿Se pueden visitar islas en la Provenza? ¿Es posible encontrar una playa en la Provenza-Costa Azul francesa que en pleno mes de agosto no esté totalmente saturada de gente? La respuesta a ambas preguntas es SÍ, la isla de Porquerolles.

Junto con las islas de Port-Cros y Le Levant constituye el archipiélago de islas de Hyerès, o también llamadas Islas de Oro. Están ubicadas en el extremo sur de la Provenza, entre Marsella y Saint-Tropez, en pleno mar Mediterráneo muy cerca de la península de Giens.

Porquerolles, con su forma de media luna, es pequeña (12km2) y tranquila, perfecta para alejarse de las playas masificadas de la Costa Azul, del tráfico y de los grandes hoteles y complejos turísticos. Sus territorios forman parte del Parque Nacional Port-Cros, creado en 1963, Hablamos por tanto de un entorno natural protegido, tanto terrestre como marítimo, y realmente espectacular: playas de arena y agua turquesa, acantilados, bosques de pinos, eucaliptos, plantas aromáticas y otros cientos de especies de plantas y animales, algunas de ellas endémicas.

La isla es perfecta para realizar senderismo, submarinismo y disfrutar de sus playas y entorno natural, pero su historia no desmerece en absoluto. Por aquí pasaron los celtas, los griegos y romanos. Albergó un monasterio medieval y fue bastión defensivo en distintas épocas. Hay restos de fuertes, como el de Grand Langoustier o el de Sainte-Agathe del XVI, y de otros edificios antiguos, como el faro de Cap d’Arme de 1837 en el extremo sur. La isla ha sido comprada y vendida en varias ocasiones durante su historia. En una de esas transacciones, un industrial francés la adquirió para regalársela a su prometida.

Hay varias opciones para acceder a la isla en ferry. Nosotros embarcamos en el puerto de La Tour Fondue en la población de Hyères (Horarios y precios). El ferry atraca en el pequeño pueblo homónimo de Porquerolles, en la costa norte de la isla. En esta costa norte, de relieve suave y arenoso, se localizan las principales playas y calas. La costa sur es más abrupta y está perfilada por acantilados.

En el puerto hay un pequeño puesto de información turística, algún sitio para comer y aseos públicos. Allí podrás también alquilar una bicicleta de montaña (15€/persona y día) para desplazarte desde el pequeño pueblo a los distintos rincones de la isla, como la playa de Notre Dame o la playa de Langoustier. Es una muy buena opción para poder llegar a todos los puntos de interés y disfrutar la isla en su conjunto. En la isla hay 51 kilómetros de senderos señalizados.

El espacio principal del pequeño pueblo, la Plaza de Armas, está a pocos pasos del puerto. Después de un intenso día de playa, deporte y naturaleza, siéntate en alguno de sus bancos, cerca de la iglesia Sainte-Anne, a observar las partidas de petanca al caer la tarde

Sin duda merece la pena pasar un día en esta isla o, mejor, alojarse en ella (si el presupuesto lo permite).

Provenza - Porquerolles (4)
Provenza - Porquerolles (5)
Provenza - Porquerolles (1)
Provenza - Porquerolles (3)

Si quieres conocer otras rutas de la Provenza visita La Provenza, ruta por el corazón del Mediodía francés

Europa

Ruta por el Luberon, en la Provenza

El Luberon es el auténtico corazón de la Provenza y una de las zonas más bellas del sur de Francia. Este Parque Natural Regional y reserva de la Biosfera por la UNESCO está compuesto por tres cadenas montañosas: el macizo del Petit Luberon, el macizo del Grand Luberon y el Luberon Oriental. Sus valles están tapizados de viñedos y salpicados de pequeños pueblos y aldeas medievales. Su luz es única.

Elegimos alojarnos en la aldea Oppède Le Vieux, pues tiene una ubicación perfecta para recorrer los distintos pueblos del Luberon (a 6 km de Menerbes, a  13km de Gordes y 20 km de Roussillon) y carece de las grandes aglomeraciones de gente y artificios turísticos. Sin duda es una opción estupenda para alojarse.

Con base en Oppède Le Vieux, vamos a proponer dos rutas, complementarias, para explorar el Luberon e intentar capturar toda su esencia: 1. Ruta de los pueblos del Luberon y 2. Ruta de la Lavanda.

1. Ruta de los pueblos del Luberon

Se trata de un recorrido circular entre el macizo del Petit Luberon y los montes de Vaucluse, que iniciaremos de oeste a este. Una ruta perfecta para realizar en cualquier época del año a la que recomendamos dedicar, al menos, 2 días completos.

Oppède Le Vieux es probablemente el pueblo con más encanto de todo el Luberon. Se trata de una pequeña aldea, antigua y escondida, que se aferra a la cima de una colina como si quisiera escapar del paso del tiempo. En sus empinadas calles de piedra notas como el tiempo se ha detenido.

La disposición de la aldea sobre la montaña la convierte en espectacular desde cualquier punto que la mires. Por su ubicación privilegiada, fue baluarte defensivo en época romana y medieval. El siglo XIX, la aldea quedó abandonada cuando sus habitantes se desplazaron a una zona menos elevada y más práctica para el cultivo, fundando el nuevo pueblo de Oppède. Durante la Segunda Guerra Mundial, la aldea abandonada se convirtió en refugio de artistas que ocuparon y renovaron algunas casas pero fue hace pocos años, en 1996, cuando se fundó la asociación Oppède Patrimoine como iniciativa para devolver a la vida la vieja villa y recuperar su patrimonio, como el castillo construido 1220 por Count Raymond VI de Toulouse o la iglesia románica Notre-Dame-d’Alydon.

La atmósfera del lugar es muy especial. Cuando paseas por sus tranquilas calles puedes sentir que aún queda historia escondida en sus rincones y muchos secretos guardados en sus casas olvidadas.

Provenza - Oppède Le Vieux (1)
Provenza - Oppède Le Vieux (3)
Provenza - Oppède Le Vieux (4)
Provenza - Oppède Le Vieux (2)

A pocos pasos de la Place de la Croix hay un lugar que se convirtió en nuestro hogar por unos días y nos integró perfectamente en esta fantástica atmósfera: Belle de Nuit (24, route des Petitons-Minguets). Este alojamiento (90€/noche con desayuno incluido) es una casa tradicional, antigua, con habitaciones amplias y sencillas. Sus propietarios te hacen sentir en familia, se interesan por tu viaje, te aconsejan las mejores rutas y te preparan un magnífico desayuno casero, diferente cada día, que se convierte en un placer cada mañana en su tranquilo patio interior. Hay disponible una pequeña nevera individual por habitación y una zona de aparcamiento gratuito a pocos pasos de la puerta. Realmente no te puedes perder este lugar.

Provenza - Belle de Nuit (1)
Provenza - Belle de Nuit (2)

Nuestra siguiente parada es Menerbes que, como muchos pueblos del Luberon, se ubica en la cima de una colina. Uno de los principales atractivos de la visita es por tanto contemplar las espectaculares vistas desde las zonas más elevadas de la localidad. En Menerbes estas vistas son especialmente bellas y representativas.

En esta villa fortificada, baluarte del movimiento protestante durante las Guerras de Religión del siglo XVI, hay que recorrer sin prisa su trazado de calles estrechas, disfrutando de sus casas antiguas y bellos rincones hasta llegar a la ciudadela del S.XIII. Cuando observas su viejo castillo (residencia del pintor Nicolás de Staël en 1953), el antiguo cementerio de origen romano, caminas por la plaza y rodeas el campanario y de nuevo te detienes a mirar desde lo alto como se extiende el valle hasta el horizonte, entonces fácilmente entiendes por qué tantos artistas pasaron por este bello pueblo. Algunos, como Picasso, decidieron incluso tener aquí una residencia.

Lacoste es una villa compacta, no requiere mucho tiempo recorrerla. Posee uno de los trazados de calles empedradas más bellos del Luberon (y también más empinados). En la parte más alta del pueblo se localizan las ruinas del Château de Lacoste, residencia en el siglo XVIII del famoso Marqués de Sade, y que actualmente pertenece al diseñador Pierre Cardin.

Provenza - Lacoste (1)
Provenza - Lacoste (3)
Provenza - Lacoste (2)

Seguimos nuestra ruta hacia el este y, poco antes de entrar en Bonnieux, nos detenemos en Château La Canorgue, el famoso “domaine” que se utilizó como una de las localizaciones principales de la película “A Good Year” (2006) dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Russell Crowe. Una buena oportunidad para probar sus vinos orgánicos (buena relación calidad-precio), pasear entre sus viñedos y jardines y disfrutar de unas magníficas vistas de Bonnieux que se eleva al fondo sobre una colina.

Bonnieux es otro de los grandes miradores del Luberon. Desde el punto más elevado (425 metros), donde descansa su vieja iglesia del S.XII, puedes disfrutar de una perspectiva muy amplia de la región. Merece la pena abandonarse un rato debajo de los cipreses a contemplar los Monts de Vaucluse, el Mont Ventoux, los valles y viñedos y respirar el aire limpio y sosegado. Provenza en estado puro. El casco histórico de Bonnieux tiene mucho que ofrecer, merece la pena dedicar tiempo a conocer sus bellos rincones.

Provenza - Bonnieux

Lourmarin es otro lugar con atmósfera especial. Pasear por sus calles, entre sus bellos cafés, es penetrar en una pintura impresionista, con la luz llenando de matices las hermosas fachadas y coloreando el ambiente de personajes anónimos. En cada rincón, una galería de arte. Fue elegido como residencia por los escritores Albert Camus (1888–1976) o Henri Bosco (1913–1960) y ambos están enterrados en su cementerio local.

A las afueras del centro se encuentra el magnífico castillo, Villa Medicis de Provence, cuya última etapa de construcción en el siglo XVI le convirtió en el primer castillo renacentista de la Provenza. Sin duda merece la pena caminar hasta él desde el pueblo (las vistas son estupendas) y también visitarlo.

Provenza - Lourmarin (1)
Provenza - Lourmarin (2)
Provenza - Lourmarin (3)
Provenza - Lourmarin (4)

Desde Lourmarin, y antes de girar al noroeste en nuestra ruta circular, nos dirigimos al pueblo de Cadenet para comer en el fantástico restaurante Au moulin gourmand, del que ya hablamos en un post anterior. Nuestro siguiente destino, al norte de Cadenet, es Roussillon.

En Roussillon el color es el verdadero protagonista. Su casco antiguo es una aunténtica obra de arte enclavada en un entorno natural espectacular. Las distintas tonalidades de las fachadas, rojas, rosas, amarillas, los verdes bosques de pinos que rodean el pueblo y los acantilados rojos de sus famosos depósitos de ocre crean un contraste espectacular y convierten a Roussillon en un puebló único, de imprescindible visita en la Provenza. Una visita al atardecer puede convertirse en uno de los mejores recuerdos del viaje.

Para conocer el entorno natural de los depósitos de ocres existen distintas rutas y senderos de duración variable.

Provenza - Rousillion (1)
Provenza - Rousillion (2)

Gordes es el pueblo más famoso y visitado de la región del Luberon. Es el prototipo de los denominados pueblos “colgados”, situado en una colina a 370 metros de altitud. Su origen se remonta a la tribu celta-ligur de los vordenses, que establecieron un baluarte defensivo en lo alto de la colina.

Su casco antiguo, coronado por el castillo medieval-renacentista (actual ayuntamiento y museo), se despliegua como un pequeño laberinto de calles estrechas y casas de piedra.

Desde la carretera, a las afueras del pueblo, se obtienen las mejores vistas del conjunto del pueblo, las que constituyen su estampa más típica. Se puede llegar caminando a estos miradores desde el centro del pueblo.

Provenza - Gordes

Una buena opción para comer en Gordes: La Trinquette (Rue de la Tracapelle). Buena comida, buen vino y estupenda relación calidad-precio en pleno centro histórico, a pocos pasos del castillo. Dispone de una terraza con vistas muy agradables.

A unos 5 km de Gordes, en un enclave natural excepcional, se encuentra la Abadía Notre-Dame de Sénanque. Se trata de una abadía cisterciense fundada en 1148 y construida con piedra gris en forma de cruz de tau. Actualmente está habitada por una comunidad de monjes, y se realizan recorridos guiados. En verano, los campos de lavanda que la rodean (desde mediados de Junio hasta mediados de Julio) completan una estampa espectacular.

Provenza - Abbaye Notre-Dame de Sénanque

2. Ruta de la Lavanda

Existen muchas rutas para recorrer los famosos campos de lavanda de la Provenza. La que aquí proponemos puede realizarse en una jornada. La época ideal para ello es principios-mediados de Julio. Más tarde la lavanda ya estará cosechada.

Este es el recorrido:

Murs > Sault > Aurel > Ferrassières > Forcalquier > Manosque > Apt

En esta ruta de la lavanda lo más importante es el camino. Las imágenes más bellas podrás encontrarlas en los campos que atraviesan las distintas carreteras del recorrido.

Provenza - Lavanda

Desde Murs una buena opción es llegar a Sault a través de las pequeñas carreteras de montaña D15 y D5. Ofrece unas vistas panorámicas fantásticas de la zona y el Mont Ventoux.

Otra buena opción es aprovechar la ruta para visitar un típico mercado provenzal en algún pueblo del recorrido. En los pueblos que componen esta ruta hay menos afluencia de público que en otros centros turísticos como Gordes y el ambiente es por tanto más agradable. De hecho, supone un valor añadido para la visita. Oportunidad para disfrutar de su ambiente y comprar artesanía y productos de temporada, vino, queso (Picodon, Banon, etc), trufa (Tricastin), dulces (nougat, etc.), las típicas hierbas provenzales y, por supuesto, los distintos productos derivados de la lavanda.

Uno de los mercados más antiguos de la región y con más encanto es el que se celebra en Sault todos los miércoles por la mañana. Fue establecido por orden de Raimond V Agoult, barón de Sault, el 5 de abril de 1515.

Si quieres conocer otras rutas de la Provenza visita La Provenza, ruta por el corazón del Mediodía francés

Europa

Por el curso del Ródano, en la Provenza

Vamos a recorrer la parte más occidental de la Provenza, en el sur de Francia, tomando como referencia el curso del río Ródano (Rhône) de norte a sur. Una ruta mediterránea, cultural y gastronómica, a la que recomendamos dedicar al menos 3 días completos.

Nos alojamos en el pequeño pueblo de Eyragues, excelentemente ubicado para explorar esta región (a unos 15 km de Avignon y a 7 km de Saint-Rémy-de-Provence), en un lugar bastante especial: L’Oustau de Mistral. Se trata de una casa provenzal típica, la que te imaginas cuando piensas en Provenza, con sus jardines, sus coloridas contraventanas, sus vigas de madera, etc. El entorno es muy tranquilo, a 1 km más o menos del centro del pueblo. Destaca la amabilidad de los propietarios y el estupendo desayuno que sirven en el jardín. Buena relación calidad-precio para la zona (90€ hab.doble, desayuno incluido). Un alojamiento muy recomendable.

Provenza - L'Oustau de Mistral (1)
Provenza - L'Oustau de Mistral (2)

El valle del Ródano sin duda no pasó desapercibido para el antiguo Imperio Romano. Por el camino vamos a ir descubriendo sus huellas, que son muchas y están muy bien conservadas. Nuestra primera parada, en el punto más septentrional de la ruta, es un buen ejemplo de ello: Orange.

Fundada alrededor del año 35 a.C por la Legio II Gallica (Segunda Legión Gala), Orange destaca principalmente por su patrimonio arquitectónico romano. Lo más destacado es el Arco del Triunfo del siglo I d.C ubicado en una de las entradas de la ciudad y, sobre todo, el Teatro Antiguo, también del siglo I d.C., considerado el mejor conservado de Europa y uno de los 3 mejores conservados del mundo (conserva casi intacto el muro principal). Merece la pena también callejear y descubrir algunos rincones interesantes del entramado de calles y plazas del centro de la ciudad.

Provenza - Orange

Desde Orange, una buena opción es tomar la carretera D68 hacia Châteauneuf-du-Pape y parar en algún “Domaine” o “Château”, para realizar una cata de vino y disfrutar del paisaje que conforman los viñedos de la AOC Châteauneuf-du-Pape (Denominación de origen controlada). Las panorámicas del valle desde las ruinas del castillo de Châteauneuf-du-Pape son imprescindibles.

Provenza - Châteauneuf-du-Pape

Nos desviamos ahora hacia el oeste siguiendo el curso del río Gard (o Gardon, uno de los afluentes del Ródano) para entrar en El Uzege (la comarca de Uzès). Aunque esta región se encuentra fuera de los límites de la Provenza, (pertenece ya a Languedoc-Rosellón), es una buena oportunidad para conocer dos lugares cercanos que merecen sin duda una visita: el pueblo de Uzès y una de las grandes obras arquitectónicas del Imperio Romano: Pont du Gard.

El Pont du Gard es un puente construido en el siglo I d.C sobre el río Gard. Constituye el tramo más conocido del acueducto que se extendía desde el poblado de Ucetia (actual Uzés) hasta Nemausus (actual Nîmes). Actualmente está considerado como el puente antiguo más alto del mundo (50 metros de alto) y el único conservado con 3 niveles. El puente se emplaza en un entorno natural mediterráneo muy interesante, aunque en verano la gran cantidad de gente en los alrededores del río estropea un poco la atmósfera del lugar…

Uzès es un lugar con mucho encanto. Su origen se remonta a la época de los pueblos galos (villa Ucetia), adquiriendo relevancia por la construcción del acueducto hasta Nîmes por parte de los romanos. En la Edad Media fue sede de un condado y obispado. Núcleos de población judía, cátaros, las Guerras de Religión del S.XVI… Toda esta historia se respira en sus calles, plazas y edificios: el Huerto Medieval, el Palacio Ducal, Catedral de Saint-Théodorit y la Torre Fenestrelle, símbolo de Uzès. Esta torre, de 42 metros de altura, es de estilo románico y circular, única en Francia.

Más allá de los monumentos, hay que caminar por su casco antiguo sin prisa, descubriendo sus rincones, fachadas y callejuelas medievales y disfrutar del ambiente en algún restaurante de la Place aux Herbes bajo sus característicos soportales.

Provenza - Uzès (1)
Provenza - Uzès (2)

Ponemos rumbo al este. Nos aproximamos de nuevo al Ródano para llegar a la ciudad de Avignon. Se trata de uno de los centros turísticos principales de la zona, parada obligatoria de todas las rutas y sede de uno de los festivales de teatro más famosos y antiguos del mundo, que se celebra en Julio. Esta ciudad amurallada tiene un patrimonio arquitectónico y cultural muy amplio, derivado de una historia larga y compleja en la que destaca su papel como residencia papal en el siglo XIV. Visita obligada es El Palacio de los Papas, el palacio-fortaleza gótico más grande del mundo y, por supuesto, el famoso puente medieval Pont d’Avignon (Pont St-Bénézet). Una visita a estos dos lugares puede ocuparte media jornada.

Provenza - Avignon (1)
Provenza - Avignon (2)

Seguimos nuestra ruta hacia el sur y entramos en el magnífico Pays d’Arles. Nuestra primera parada será en la población de Tarascon, y es que su castillo del siglo XV probablemente sea el más espectacular y mejor conservado de toda la Provenza: Le Château de Tarascon. Una imagen vale más que mil palabras. Hay que conocerlo.

Provenza - Tarascon

Dentro de Pays d’Arles, nos adentramos ahora en el Parque Natural Regional de Les Alpilles para encontrarnos con dos lugares que, junto a Uzès, constituyen probablemente los tres pueblos con más encanto de la ruta: Saint-Rémy-de-Provence y Les Baux-de-Provence.

En Saint-Rémy-de-Provence es imprescindible pasear y disfrutar de su casco antiguo y ambiente, con sus restos romanos, medievales y renacentistas. Es el lugar de nacimiento del médico, astrólogo y famoso profeta Nostradamus (puede visitarse su casa natal) y podemos encontrar también el antiguo monasterio y centro de tratamiento de enfermedades mentales Saint-Paul-de-Mausole, en el que Vincent van Gogh estuvo internado.

L’Aile ou la Cuisse (5 rue de la Commune) es una opción estupenda para disfrutar de la gastronomía local a un precio razonable (unos 38€/persona). Mención especial a sus espectaculares postres que puedes elegir personalmente de una vitrina expuesta hacia la calle y que funciona como un ponente imán sobre los viandantes.

Provenza - Saint-Rémy-de-Provence (2)
Provenza - Saint-Rémy-de-Provence (1)
Provenza - Saint-Rémy-de-Provence (3)

En Julio, la plaza del Ayuntamiento de Saint-Rémy-de-Provence y sus calles aledañas se llenan de buen ambiente con la Fiesta del Vino y de la Artesanía, una buena oportunidad para degustar y comprar vino de la Provenza (Côtes du Rhône, Châteauneuf du Pape, etc.) y de otras regiones de Francia, como el excelente Champagne Alain Waris et fils que pudimos disfrutar en la pasada 33 edición. También están presentes magníficos productos regionales y artesanos: miel, queso, dulces, etc.

Provenza - Champagne- Alain Waris et fils

A las afueras de Saint-Rémy-de-Provence (a 2 kilómetros del centro) es parada obligada el sitio arqueológico de Glanum y Les Antiques. Una completa ciudad romana de influencia helénica en un entorno natural fantástico.

Provenza - Les Antiques

Les Baux-de-Provence es una espectacular ciudadela medieval encastrada en lo alto de una elevación caliza de las colinas de Les Alpilles. Pasear por sus calles empedradas y las ruinas de su castillo del siglo X es un viaje en el tiempo. El pueblo es pequeño y muy concurrido por los turistas, por lo que es conveniente buscar la hora adecuada, sobre todo al atardecer, para disfrutar de su atmósfera especial. Las vistas panorámicas desde el castillo sobre los extensos olivares, viñedos y los territorios del Pays d’Arles son magníficas.

Provenza - Baux-de-Provence (4)
Provenza - Baux-de-Provence (2)
Provenza - Baux-de-Provence (3)
Provenza - Baux-de-Provence (1)

Para acabar la ruta nos dirigimos a Arles, a orillas del Ródano, otro gran centro turístico de la zona que destaca por su pasado romano, aunque también fue colonia griega y su historia se remonta más allá de la época celta. Merece una visita su anfiteatro romano Les Arenes, el mejor conservado de Francia junto al de Nîmes. Actualmente se utiliza para espectáculos y corridas de toros y los elementos dispuestos para tales fines ocultan en parte el espacio romano antiguo, no obstante, es de las visitas obligadas de la ciudad. Como complemento, el Teatro Romano, el Foro, Las Termas de Constantino, la plaza del Ayuntamiento y un paseo por el casco antiguo a la búsqueda de las localizaciones que inmortalizó Van Gogh en sus cuadros durante los 15 meses que pintó en la ciudad.

Provenza - Arles (3)
Provenza - Arles (2)
Provenza - Arles (1)

Si quieres conocer otras rutas de la Provenza visita La Provenza, ruta por el corazón del Mediodía francés

Viajes

Restaurante Au Moulin Gourmand. Sabores de Provenza.

La cocina de Provenza forma parte de la afamada cocina mediterránea. Es una cocina simple, de “terroir”, que utiliza alimentos frescos y locales como frutos, vegetales, pescados, carnes o hierbas y que, gracias al clima templado y ubicación inigualable de su región, se puede degustar a lo largo de todo el año. En Provenza, al igual que en otros lugares de Francia, se come muy bien, se valora la gastronomía y el oficio de cocinar.

A lo largo de nuestra ruta por la Provenza probamos excelentes muestras de esta cocina, pero destacamos el restaurante Au Moulin Gourmand, situado en el corazón del pueblo de Cadenet (4, Rue Viala), en el Luberon, entre las localidades de Loumarin y Aix-en-Provence.

Su chef Philippe Anzallo sabe combinar los excelentes ingredientes frescos en preparaciones sencillas, respetando los productos y cuidando su sabor. Los postres no decepcionan, comenzó su carrera culinaria como pastelero. Los vinos excelentes, como en toda la zona, con posibilidad también de tomar una “pichet” de vino de la casa. Cocina, como él define, hecha en casa.

La atmósfera del restaurante es tranquila y delicada y tiene la opción de disfrutar en verano de una pequeña terraza al aire libre.

El restaurante propone dos fórmulas, un menú Gourmand por 21,50€ y un menú degustación por 28,50€, además de un menú del día entre semana a 14,50€. Nosotros optamos por el menú Gourmand que constaba de los siguientes platos:

Antes de empezar, el clásico Tapenade. Se trata de un típico aperitivo provenzal, una pasta de aceitunas, alcaparras, achoas y aceite de oliva, entre otros ingredientes.

Provenza - Au Moulin Gourmand (1)

Primeros

Paté de Pato con confitura de cebolla

Excelente paté, con ingredientes muy frescos y un sabor delicadamente especiado.

Provenza - Au Moulin Gourmand (2)

Canelones de calabacín con queso de cabra, aceitunas negras y tomates confitados

Un plato muy fresco y equilibrado.

Provenza - Au Moulin Gourmand (3)

Segundos

Suprema de pollo rellena a los aromas de Provenza

Un plato muy suave. Combinación excelente de hierbas aromáticas y muy buenas guarniciones.

Provenza - Au Moulin Gourmand (5)

Solomillo de buey a la Bordalesa

La calidad de la carne es excepcional, y el punto perfecto.

Provenza - Au Moulin Gourmand (4)

Postres

Quesos de cabra del país

Otro clásico de la Provenza y de Francia en general, acabar la comida con unos excelentes quesos.

Provenza - Au Moulin Gourmand (7)

Nougatine glacée con cacahuete y salsa de caramelo.

El Nougatine es un dulce típico francés de almendras y caramelo, entre otros ingredientes. Delicioso. Cremoso y con el punto dulce justo, perfecto para finalizar esta estupenda comida.

Provenza - Au Moulin Gourmand (6)

Además de su excelente cocina, los productos frescos y el ambiente agradable, hay que destacar el amable trato recibido por parte de todo el staff y una de las mejores relaciones calidad precio de la zona.

Sin duda, muy recomendable.

Si quieres conocer nuestras rutas por la Provenza visita La Provenza, ruta por el corazón del Mediodía francés